La felicidad: un viaje o un tropiezo

viajealafelicidad.gifRecientemente me he leído dos libros que tratan sobre la felicidad:

Punset es un comunicador de ciencia y tecnlogía excelente y lo demuestra en cada una de sus facetas, incluida la de escritor. Su libro, Viaje a la felicidad, mitad ensayo mitad diario de charlas entre él y sus colegas, intenta relatarnos el largo camino que hemos de recorrer cada uno de nosotros en busca de la felicidad, verdadero Grial para todos en estos tiempos que corren.

Entre otras cosas muy interesantes, Punset nos dice que las Tropezar con la felicidadúltimas teorías indican que parte de lo felices que somos o que podemos llegar a ser, viene definido por nuestros genes, igual que las enfermedades que podemos sufrir, o el color de nuestro pelo. Por eso lo más importante es buscar todas las sensaciones que nos son placenteras y domesticarlas para que nos ayuden a ser todo lo felices que nos dejen nuestros genes.

El otro libro, Tropezar con la felicidad de Gilbert, es mucho más ameno y entretenido que el de Punset. Mediante citas de investigadores, datos de experimentos y pruebas realizadas por expertos durante muchos años a diferente tipo de personas, nos enseña cómo funciona nuestro cerebro, cómo conocer los errores que comete y porqué los aceptamos, y a partir de ello tira por tierra algunas de las ideas que creemos que harán que nos sintamos más felices.

Como digo ambos libros son muy recomendables, pero si el tema te parece demasiado técnico, o no sabes si te gustará, te recomiendo que empieces por Tropezar con la felicidad de Gilbert antes que por el de Punset. Aunque los dos son interesantes por igual, el estilo de Gilbert es mucho más atractivo.

Si llegas a leerte los dos, podrás decidir por ti mismo si la felicidad es el esperado final de un largo viaje, un purgatorio personal que hay que soportar, o es simplemente algo con lo que nos encontramos por el camino, y que a diferencia de lo que debemos hacer con las piedras, hay que intentar tropezar con ello tantas veces como nos sea posible.


Marco Antonio

lapiramide.jpgAcabo de terminarme la novela histórica Marco Antonio - El triunviro, de Allan Massie. El libro narra la historia de Marco Antonio, desde su ascensión al poder como triunviro junto a Lépido y al joven Octaviano, hasta su fatal desenlace, suicidándose junto a Cleopatra, viéndose derrotado por Octaviano.

La historia empieza justo con el asesinato del dictador Julio César, y cómo para evitar otra guerra civil y mantener la República, aparece el triunviro de Marco Antonio, Lépido y Octaviano, el "hijo adoptivo" de César. La sed de poder de Octaviano, así como la fragilidad de una República ya en las últimas, sumadas a la aventura egipcia de Marco Antonio con Cleopatra, propicia la disolución del triunvirato, y el nacimiento del primer emperador romano: el joven Octaviano, más conocido como César Augusto.

A través del secretario personal de Marco Antonio, el griego Critias, y del propio Marco Antonio, recorremos esta parte tan interesante de la historia desde una perspectiva diferent y muy pocas veces posible, la del perdedor.

Y eso lo consigue muy bien Allan Massie, ya que de verdad parece que estemos leyendo unas memorias reales, dictadas por Marco Antonio y escritas del puño y letra de Critias. Un libro histórico muy recomendable, al estilo de Yo Claudio de Robert Graves, pero sin llegar a su nivel.

Para los triunviros de nuestros días, es interesante ver lo que acabó pasando con el triunvirato en una época ya tan lejana.


El guardián entre el centeno

El guardiá entre el centenoHace poco me he leído El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger. Me faltan palabras para decir lo bueno, lo excelente que es este libro.

Este pequeño libro escrito por J. D. Salinger en 1951 es impresionante, sin más. Es increíble como aún hoy en día, las sensaciones que transmite son totalmente actuales, y estoy convencido que cualquiera que lo lea verá reflejados alguno de sus propios sentimienos y razonamientos más personales y privados en él.

La verdad es que aunque conocía la existencia de este libro, no fue hasta que vi una película de Mel Gibson en la que cada vez que lo veía tenía que comprarse todos los ejemplares que había en la tienda, no me decidí a comprármelo, bueno, a pedirlo como regalo. Me intrigaba saber por qué escogieron este libro en esa película. Bien, la respuesta es fácil: es uno de los mejores libros que se han escrito.

No puedo decir mucho de él, simplemente que es un libro de obligada lectura para todo el mundo. No se si ahora es obligatorio en la escuela, en mi época no lo era, pero si no lo es debería serlo.

Creo que todo el que lo lea habrá pasado alguna vez o puede que pase, por un estado de ánimo parecido al de Holden Caufield, y que todos alguna vez hemos querido ser el guardián entre el centeno.

Leedlo, es un libro corto que os acabaréis en cuatro días. Seguro que no os arrepentiréis, y después podéis pasar por aquí y decir en los comentarios: Yo también he querido ser el guardian entre el centeno.


Koan zen

lapiramide.jpgKoan es una palabra japonesa, y literalmente significa "anuncio público". En el Zen un koan es una frase o pequeño cuento con moraleja, relacionado con alguna enseñanza de realización Zen (teisho), o algún episodio de la vida de un antiguo maestro. Lo esencial en el Koan es la paradoja, lo que está más allá del pensamiento lógico, no son acertijos y por eso para resolver un Koan hay que pasar a otro nivel de comprensión. Los Koans se utilizan en el Zen como un medio de entrenamiento espiritual desde hace más de diez siglos.

El otro día, hojeando libros en la fnac, fui a parar a una página de un libro del que no recuerdo el nombre, en la que encontré este Koan:

Dos monjes iban caminando por un campo después de una tormenta. Al llegar a un río se encontraron a una joven vestida con un kimono magnífico que no podía cruzar.

El monje más joven cogió a la mujer en brazos y la ayudó a cruzar el río.

Tras despedirse de la mujer, los dos monjes siguieron caminando en silencio, el mayor de los dos muy enfadado y sin decir una palabra.

Al final del día al llegar al monasterio donde tenían que alojarse, el monje de más edad le dijo al joven:

- ¿Cómo has podido hacer eso? Sabes que hemos hecho voto de no tocar a ninguna mujer!

A lo que el monje más joven contestó:

- Te refieres a la mujer del kimono que ayudé a cruzar? Yo ya hace horas que la dejé, ¿tú todavía la llevas encima?

No está nada mal.


Notilla

https://www.youtube.com/watch?v=yj_5Rf_w5xo&ab_channel=eleccionsgene
Dios mío, si esto es suyo... me da tanta vergüenza verlo que no me hace ni gracia. En cambio este si que es gracioso:
https://www.youtube.com/watch?v=Z5BvDYJasGU&ab_channel=catalunya10


Café, café

lapiramide.jpgAyer mientras esperaba para una reunión con un cliente, cogí la primera revista que tenía a mano de encima de la mesa.

Resultó ser una revista mensual dedicada al mundo del café, de la que no me apunté el nombre, en la que leí alguna cosa curiosa.

La primera de ellas es que existe una entidad, la London International Financial Futures and Options Exchange (LIFFE) o Mercado de Futuros y Derivados de Londres, que es la que regula qué puertos en todo el mundo tienen permiso para recibir y almacenar café crudo.

La LIFFE fue el primer mercado de futuros de Europa, fundado en 1982. En el 2002, fue adquirida por Euronext, creando la actual Euronext.liffe. Intentar saber qué es lo que hacen estas megaempresas o entidades es bastante complicado, así que si quereis saber más sobre el tema podéis pinchar en alguno de los enlaces anteriores, o en estos dos de la wikipedia: la información de LIFFE antes de su fusión, y la información de Euronext, todos en inglés.

Lo que a mi me ha quedado claro es que tienen y manejan mucho dinero (a 31 de Enero de este año, Euronext maneja 2'9 Trillones de dólares), que no paran de fusionarse entre ellos (parece ser que ahora Euronext se fusionará con NYSE, la Bolsa de Nueva York) y que la globalización les afecta o es en gran parte gracias a ellos. Creo que con eso ya basta.

No tenía ni idea de que existía un organismo, o que este tipo de organismos (Mercados de Futuros y Derivados) eran los encargados de regular este tipo de cosas.

En la misma revista leí que en la actualidad hay solo 13 puertos en el mundo con este permiso, y hasta Abril de 1998 solo había dos en todo el Mediterráneo, uno en Barcelona y el otro cómo no en Italia, en Trieste. Desde esa fecha a estos puertos se les unió el de Marsella, un gran logro para la ciudad y para toda Francia.

Alguna otra cosilla interesante, por ejemplo que en Trieste tienen el consumo de café per cápita más alto de toda Italia, ya de por sí muy alto, y que las combinaciones y tipos de café allí son enormes.


Jonathan Strange y el Señor Norrell

Jonathan Strange y el Señor NorrellAcabo de leerme Jonathan Strange y el Señor Norrell, la novela de ficción de Susanna Clarke, que venía precedida por un gran éxito de crítica y público en Inglaterra, Alemania y Estados Unidos desde que se publicó en 2004. También consiguió ser distinguida como Mejor novela del año por los libreros independientes de Estados Unidos.

Dicho esto, y sabiendo que tiene muy buenas críticas incluso aquí en España, la verdad es que se me ha hecho muy pesada, he tardado muchísimo tiempo en leerme esta historia. Y aunque el número de páginas (casi 800) no es ningún problema, sí que lo es cómo están escritas.

La historia trata sobre el resurgir de la magia inglesa en la Inglaterra del siglo XIX, después de siglos de estar en el olvido. A simple vista la historia parece que tiene buena pinta. Tampoco se puede negar el enorme trabajo de la escritora para hacer creíble todos los hechos, creando un universo estilo Tolkien (slavando las enormes diferencias), con leyendas, historias y citas de un pasado ficticio, que le otorgan a toda la historia unos visos de realidad bastante creible. Pero todo este trabajo de ambientación, de atrezzo histórico digamos, queda deslucido por un estilo narrativo que la verdad, creo equivocado para este libro.

La historia está explicada como si fuera un libro para niños: acciones muy simples y previsibles, con unos personajes con diálogos infantiles. Esto entra en directa confrontación con las largas parrafadas de ambientación, mucho más trabajadas. Parece como si Susanna Clarke estuviera más cómoda haciendo largas divagaciones sobre la historia y más preocupada haciendo de todo una historia verosímil, que no trabajando los diálogos de sus personajes.

Al final lo que consiguió es que perdiera el interés por la trama principal, ya que ésta se traduce en episodios esporádicos entre tanta cita, bibliografía, notas a pie de página, biografías, ..etc.

En resumen, un libro que mucho más corto, con menos florituras históricas y centrado exclusivamente en la historia de los dos magos y el regreso de la magia a Inglaterra, sería un excelente cuento para niños, algo que no es ni mucho menos ahora. Ah! Y para libro para niños, adultos y cargado de magia, nada mejor que Olvidado Rey Gudú, de Ana María Matute, ni punto de comparación con éste.