Para no olvidarlo copo a copo, como nieve de primavera bajo el sol

Koan zen

Koan zen

Koan es una palabra japonesa, y literalmente significa “anuncio público”. En el Zen un koan es una frase o pequeño cuento con moraleja, relacionado con alguna enseñanza de realización Zen (teisho), o algún episodio de la vida de un antiguo maestro. Lo esencial en el Koan es la paradoja, lo que está más allá del pensamiento lógico, no son acertijos y por eso para resolver un Koan hay que pasar a otro nivel de comprensión. Los Koans se utilizan en el Zen como un medio de entrenamiento espiritual desde hace más de diez siglos.

El otro día, hojeando libros en la fnac, fui a parar a una página de un libro del que no recuerdo el nombre, en la que encontré este Koan:

Dos monjes iban caminando por un campo después de una tormenta. Al llegar a un río se encontraron a una joven vestida con un kimono magnífico que no podía cruzar.

El monje más joven cogió a la mujer en brazos y la ayudó a cruzar el río.

Tras despedirse de la mujer, los dos monjes siguieron caminando en silencio, el mayor de los dos muy enfadado y sin decir una palabra.

Al final del día al llegar al monasterio donde tenían que alojarse, el monje de más edad le dijo al joven:

– ¿Cómo has podido hacer eso? Sabes que hemos hecho voto de no tocar a ninguna mujer!

A lo que el monje más joven contestó:

– Te refieres a la mujer del kimono que ayudé a cruzar? Yo ya hace horas que la dejé, ¿tú todavía la llevas encima?

No está nada mal.