Para no olvidarlo copo a copo, como nieve de primavera bajo el sol

Exposición de pongos

Exposición de pongos

Todo el mundo tiene por casa algo que le han regalado, probablemente alguna tía o alguna abuela, que es poco agradable de ver, vamos, que es feo de narices y normalmente bastante inútil.

Ese objeto es lo que se llama PONGO, por la expresión «Y esto donde coño lo PONGO??!!??» que suelta uno cuando se queda mirando el objeto una vez la persona que lo ha regalado ya no está presente.

Pues bien, para todos aquellos que tengáis uno de estos PONGOS, L’Illa Diagonal ha tenido la buena idea de preparar una exposición de Pongos. Da igual lo que lleves: la sevillana de la tia Juliana, el jarrón chino del todo a cien que te regaló tu vecina Paqui, el toro con sus banderillas que te trajeron de Sevilla, o el sombrero mejicano comprado en Las Ramblas. Solo tienes que coger ese preciado tesoro, pasarte por L’Illa, y dejarlo junto a los demás para que todo el mundo lo pueda ver.

Me parece una idea genial y muy divertida. Cada día paso por delante, así que estoy viendo la evolución de los Pongos que la gente deja. La «recolecta» empezó el día 20 de este mes y durará dos semanas. De momento hay muy pocos, pero seguro que el último día habrá aumentado considerablemente la cantidad de trastos/objetos/adornos que la gente haya decidido «donar» para la causa.

Tenemos que agradecer a L’Illa, el permitirnos deshacernos de nuestros Pongos sin herir los sentimientos de la persona que nos los regaló, todo sea por la cultura!.

Y por último, para aquellos que al haber donado su Pongo se sientan como si hubieran perdido una parte de sí mismos, el sábado 1 de abril se hará un intercambio de Pongos, en el que todos los que hayan participado en la exposición aportando el suyo, podrán elegir uno de los Pongos que habrá envueltos, y llevarse la grata sorpresa de haber cambiado un dragón chino de cuarzo, por un marco de fotos hecho de esparto de medio metro de ancho.