Para no olvidarlo copo a copo, como nieve de primavera bajo el sol

Rayo Grandipequeño

Rayo Grandipequeño

Por lo que parece hoy la Luna se va a ver más grande que nunca, y aun no se sabe exactamente por qué. Según la NASA los rayos de la Luna convergen y forman tras el ojo una imagen de 0,15 milímetros de ancho, tanto cuando la Luna está alta como cuando la Luna está baja, así que no hay explicación a por qué el cerebro interpreta que la imagen generada por una Luna baja es más grande que esos 0,15 mm.

Este efecto visual ocurre cada verano, pero lo especial de este año es que la Luna llena que habrá esta noche será la más baja de los últimos 18 años, lo que creará la ilusión óptica de que es mucho mayor de lo habitual.

Lo curioso de esta ilusión es que las cámaras no serán capaces de captarla, por lo que habrá que salir a la calle y mirar a la Luna para ver el efecto y poder recordarlo dentro de unos años, porque en las fotos que le hagamos no se verá una Luna fuera de lo normal.

No se vosotros, pero yo espero salir esta noche al balcón y ver una Luna igual de grande que la Luna gigante que salía en Dr. Slump, después de que Arale le disparara con el Rayo Grandipequeño del profesor.

La Pistola Mega-Mini o Rayo Grandipequeño, era el último de los revolucionarios inventos del profesor Senbei Norimaki, con el que podía cambiar el tamaño de los objetos a voluntad, haciéndolos más grandes o más pequeños.

Este episodio es uno de los que más me hicieron reir en su día. La imagen del profesor a la salida del supermercado, rodeado de gente que lo miraba como a un loco, intentando reducir todos los paquetes de la compra (un montón enorme de paquetes) de la senyoreta Yamabuki, apuntándolos con un secador de pelo al grito de PETIIIIIIIT!!! PETIIIIIIT! PETIIIIIIT!!!, aun hace que me parta de risa.

Pues nada, que a ver si de verdad se nota el efecto y no es como lo de la lluvia de estrellas de las Perseidas en Agosto, que cada año anuncian que va a ser un tormentón de estrellas, y al final se queda en una llovizna de la que casi no te das ni cuenta.