Para no olvidarlo copo a copo, como nieve de primavera bajo el sol

Treat or Trick

Treat or Trick

La decisión más importante a la que se enfrentan estos días los estadounidenses no es escoger entre darles o no un puñado de caramelos a unos niños disfrazados de Michael Myers o de Jason Voorhees bajo la amenaza de sufrir en sus carnes la ira de estos despiadados asesinos.

La verdadera decisión la están haciendo hoy, escogiendo al que será su presidente durante los próximos cuatro (largos?) años. Los estadounidenses pueden decidir entre intentar hacer un nuevo trato con la democracia votando al candidato demócrata John Kerry, o seguir con los trucos del actual presidente, el republicano George W. Bush hijo. El resultado se sabrá más o menos sobre las 4 o 5 de la mañana hora española, pero si quieres estar informado en todo momento puedes hacerlo en esta web, donde saldrá el resultado de las votaciones actualizado cada 4 minutos.

Aquí en España esta tarde/noche habrá multitud de especiales y debates en todas las cadenas de televisión y emisoras de radio. Imagino que en EEUU el bombardeo de información sobre las elecciones será espectacular. Cada uno podrá escoger el programa o medio que más le guste menos los que no residimos en EEUU, que no podremos saber las últimas noticias directamente desde la web personal de Bush, por que alguien de su administración la desactivó para las personas de fuera. Tendremos que enterarnos de lo que pasa desde la web de John Kerry, que sí que está accesible a todos. Para los que aún y así quieran ver la web de Bush, podéis hacerlo utilizando un anonymizer.

Es el momento de dejar atrás encuestas más o menos curiosas, como la que dice que el que vende más caretas de Halloween gana las elecciones, o que el nuevo presidente será el que eligen los niños entre capítulo y capítulo de Las Supernenas. La verdad no se qué me resulta más asombroso, el que Bush gane a Freddy Krueger en la venta de máscaras de Halloween, o que a los niños se les pregunte si su presidente estaría mejor como Spiderman o como Batman.

Hoy los estadounidenses no tendrán que elegir a su presidente mientras Michael Myers les amenaza con cortarles la yugular con su cuchillo ya ensangrentado. Hoy las amenazas y los miedos son otros, y aunque a simple vista no parezca tan monstruoso, el que utiliza estas armas para conseguir su puñado de caramelos deja como unos simples principiantes a Myers, Krueger, Voorhees, Chucky y demás personajes maléficos.

Esperemos que no ocurra como con todas las películas protagonizadas por estos personajes, y que en esta ocasión no tengamos segundas partes, porque ya se sabe que segundas partes nunca fueron buenas (salvo alguna honrosa excepción).