Para no olvidarlo copo a copo, como nieve de primavera bajo el sol

Las rubias no son tontas!

Las rubias no son tontas!

Supongo que habrá muchos chistes sobre rubias, pero yo solo conozco uno que a mi me parece muy divertido. Me gusta no porque se ría de las rubias, sino porque es ingenioso. Sería igual de bueno y me reiría lo mismo si tratara de hombres rubios, de mujeres pelirrojas, de gente de Lepe o de lo que fuera. El chiste es así:

Una manifestación de rubias en la calle, todas llevan pancartas donde se puede leer LAS RUBIAS NO SON TONTAS. Mientras van por la calle con sus pancartas van gritando su consigna:

Las rubias no son tontas! Las rubias no son tontas! Las rubias no son tontas! (ahora deletreando) R-U-B- mmmmm….. Las rubias no son tontas! Las rubias no son tontas!

No se le puede negar que tiene su gracia, y me recuerda a otro que también me gusta mucho y que es muy corto y rápido de explicar: DISLéXICOS DEL MUNDO! UNOIS!

Pues si viajas a Hungría te vendría muy bien saber que si cuentas el chiste de las rubias te podrías meter en un problema bien gordo. Y es que las rubias húngaras están tan hartas de que se rían a costa de ellas, que ayer se manifestaron en contra de los chistes sobre rubias a las puertas del Parlamento. Sobre el de los disléxicos no te puedo asegurar como reaccionarían.

La Liga de Mujeres Rubias de Hungría, protagonizó una dura protesta a las puertas del Parlamento en la capital Budapest. Su portavoz Zsuzsa Kovacs, dijo que las rubias están discriminadas a la hora de encontrar un empleo, que sufren discriminación en su lugar de trabajo diario e incluso por la calle. Zsuzsa Kovacs se preguntaba porqué si la discriminación contra judíos o negros está prohibida, no lo puede estar también la discriminación contra las rubias, e instaba al gobierno a investigar si los chistes sobre rubias podrían considerarse dentro de la categoría de discriminación religiosa(?).

Esta petición que han hecho llegar a la Ministra de Juventud, Familia y para la Igualdad de Oportunidades, la señora (y no hombre como sale en algunos sitios) Kinga Göncz, se ha quedado muy cerca de las 100.000 firmas necesarias para que el problema se trate en el parlamento. De todas formas, la Ministra ha asegurado que estudiarán el asunto para frenar cualquier acto de discriminación.

Al finalizar la protesta delante del parlamento, diferentes manifestantes femeninas y rubias, siguieron protestando esta vez de forma algo más violenta a la entrada de un bar llamado Blondy, en la capital húngara. Según la policía, cuando los trabajadores pidieron a las manifestantes que se fueran de la puerta de su local, éstas empezaron a tirar huevos contra ventanas y puertas, instando a sus hermanas rubias que trabajaban en el bar a que se declararan en huelga.

La fundadora de la Liga de Mujeres Rubias de Hungría, Krisztina Timar, una joven de 29 años, dijo en unas declaraciones que «el bar Blondy usaba chistes vulgares sobre rubias para promocionarse«.

En esta ocasión las rubias que se manifestaban a las puertas del Parlamento, tanto naturales como teñidas, llevaban pancartas con los lemas: «Somos rubias, no estúpidas» y «Querednos por nuestra inteligencia». Lo que no he encontrado por ninguna parte es si lo deletreaban o no, y tampoco he visto si alguien que conociera este chiste se atrevió a contarlo en algún momento al dar la noticia.

Y por cierto, si pones hungary y blonde en Google intentando encontrar información sobre el tema, lo más probable es que te aparezcan direcciones con fotos de dos de las rubias húngaras más famosas no solo en su país, sino en todo el mundo como son Sandy y Sophie Moon, de las que no creo que se ría nadie.