Para no olvidarlo copo a copo, como nieve de primavera bajo el sol

Bibliometro

Bibliometro

El alcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón y la concejala de las Artes del Ayuntamiento han presentado el Bibliometro, un servicio que entrará en funcionamiento en Madrid a partir de Abril de 2005, coincidiendo con el IV centenario del Quijote.

El Bibliometro será un servicio de préstamo gratuito de libros en las estaciones del metro de Madrid. Esta iniciativa contará con un fondo de 30.000 libros y 500 títulos, pero se prevé que para la primavera del 2006 ya se contará con 60.000 libros y 700 títulos

De momento se instalarán unos «módulos de préstamo» en cinco estaciones, para llegar a un total de ocho en el 2006, en los que se podrán devovler los libros en un plazo de 15 días prorrogable a 30, y todo completamente gratuito.

Un 50% de los títulos serán de autores españoles e iberoamericanos, y el 50% restante de autores extranjeros, siendo en su mayoría dirigidos al público adulto.

Es sin duda una gran iniciativa que parece ser que es todo un éxito en Santiago de Chile, lugar en el que nació el proyecto en 1996, y que cuenta en la actualidad con más de 37.000 socios, 34.600 libros y 1.300 títulos.

Hay una cosa que me gusta de ir en tren al trabajo, y es poder leer, pero también me gusta mirar a la gente, y una de las cosas que despierta más curiosidad, por lo menos en mí, es saber qué libro está leyendo la persona que tengo sentada enfrente o a mi lado. La curiosidad es tal, que llego a buscar la postura idónea que me permita leer algunas líneas para ver si me suena el libro, o de aprovechar el momento en que la persona de enfrente cierra el libro para sonarse la nariz o buscar algo en la cartera, para poder ver el título de lo que está leyendo. Parecerá una tontería, pero me da como cierta alegría que alguien se esté leyendo un libro que yo también he leído.

Me alegro mucho por este nuevo servicio del que podrán disfrutar los usuarios del metro de Madrid el próximo año, y espero que no tarden en implantarlo en Barcelona, pero me apena pensar que cuando levante la vista de mi libro veré la misma portada en todos los que estén a mi alrededor.