Para no olvidarlo copo a copo, como nieve de primavera bajo el sol

La falsa pista

Acabo de terminar el quinto título de la colección de Wallander, La falsa pista, y creo que puedo utilizar la frase aquella de «la espera ha valido la pena».

Empezaba a pensar que el éxito de Mankell y de su serie de novelas sobre Wallander era inmerecido, pero con este libro Mankell ha vuelto a demostrar porqué es uno de los mejores escritores actuales de novela negra. Hasta ahora, el único libro de la serie con el que había disfrutado de verdad fue con el primero, Asesinos sin rostro. Pero en esta ocasión Mankell se ha superado, La falsa pista para mí es el mejor hasta ahora.

Una buena historia que engancha desde el primer momento, tensión en todas las páginas del libro, y lo que es más importante, no descubrir todos los secretos a las primeras de cambio, son las razones del éxito de esta novela. No hay esperas tediosas, todas las historias paralelas están bien llevadas, personajes secundarios más trabajados y más reales, personajes que se afianzan como puntales realmente importantes en la serie Wallander, y Escania, esa región que ya uno empieza a conocer y a querer visitar.

Por eso no es de extrañar que esta novela recibiera el premio más prestigioso dentro de la novela negra, el Macallan Gold Dagger, otorgado por la Crime Writers Association a la mejor novela negra publicada en Inglaterra durante el año 2000.

La falsa pista es totalmente recomendable. Ahora cojo con mucho más entusiasmo la siguiente novela de la colección, esperando que siga el buen camino marcado por ésta. Hay por eso, cosas que uno echa de menos, y yo vuelvo a la mujer negra (lo siento) y a las riñas con su padre. Y hay otra cosa que no acaba de quedar bien resuelta en la novela, y es el papel de Suecia en el Mundial de Futbol de Estados Unidos.

Está claro que hay aspectos del personaje de Wallander que pertenecen del todo a Mankell, y uno de esos aspectos es su falta de interés por el fútbol. Cómo se le puede olvidar mencionar que Suecia llegara por primera vez desde 1958 a una semifinal del mundial de fútbol? Y más cuando al ganar a Bulgaria por 4-0, quedó tercera solo por detrás de Brasil e Italia, un resultado histórico que se celebró durante mucho tiempo en el país?.

Yo lo que más recuerdo de aquél Mundial fue el codazo que Tassotti le pegó a Luis Enrique (cuando aún no era del Barça), rompiéndole la nariz en el último minuto de otro partido de esos que merecimos ganar pero perdimos, y que como casi siempre nos envió a casita. Otras cosas que pasaron en aquel mundial: Mataron a balazos al defensa colombiano Andrés Escobar por marcarse un gol en propia puerta contra EEUU. Maradona dio positivo por drogas y fue expulsado de la competición. La final (Italia-Brasil) la ganó Brasil, imponiéndose en la tanda de penalties.

Dejando de lado el pequeño detalle del mundial, La falsa pista es el mejor título junto con Asesinos sin rostro de la serie Wallander. Por lo menos de los que llevo hasta ahora.