Para no olvidarlo copo a copo, como nieve de primavera bajo el sol

La isla de los dioses

La isla de los dioses

Así es como se conoce a la isla de Bali, en Indonesia. Y para ser una isla minúscula, el nombre no le viene nada grande. Paisajes excepcionales como el de la foto, con terrazas de arrozales, jardines tropicales, cafetales y cultivos de cacao hasta donde alcanza la vista, son dignos de los mismísimos dioses. Y así lo debieron entender sus antiguos habitantes, ya que en la isla se cuentan más de 10.000 templos.

El archipiélago indonesio está poblado desde hace más de 2000 años, pero los primeros hechos de los que se tiene constancia es de la influencia de la cultura hinduista y budista procedente de la India hacia el año 1000. Posteriormente, a finales del siglo XV y principios del XVI el Islam desplazó al hinduismo, lo que acarreó el fin del imperio Majapahit, que se refugió en la isla de Bali, creando una cultura que aun hoy sobrevive bajo la forma de cultura bali-hinduísta.

Esta cultura, su gente y su paisaje, es lo que hace de Bali uno de los lugares más mágicos de la tierra, por eso no es de extrañar que desde hace siglos haya sido la isla escogida por los dioses para vivir. De entre los muchos lugares mágicos y hermosos que hay en la isla, hay uno donde seguro que más de un dios tiene su chalet, la Bahía de Jimbaran.

La Bahía de Jimbaran es un lugar paradisíaco situado al suroeste de la isla, en las laderas de la península de Bukit. Y justamente ahí, en la colina Bukit también llamada la Colina Hermosa, es donde está el Four Seasons Resort, bañado por el Océano índico.

El Four Seasons Resort, es un complejo que consta de 147 superlujosas villas privadas distribuidas a lo largo de 35 acres de jardines tropicales que descienden lentamente hacia la bahía. Además de villas privadas hay campo de golf, gimnasios, piscinas, pistas de tenis, salón de conferencias, restaurantes, …etc.

En el Four Seasons Resort, también podremos aprender a cocinar, ya que hay una escuela de cocina oriental que funciona durante todo el año. En clases de 10 personas se preparan platos típicos de la cocina balinesa, asiática y indonesa, que al finalizar la clase son degustados por los alumnos.

El precio de unas vacaciones en este trozo de paraíso no está al alcance de todo el mundo, pero por mirar lo que ofrecen y soñar con poder ir no hacen pagar, así que yo he escogido el pack “Romance en Bali“, especial para parejas. Tendremos un chalet de 200 metros cuadrados con vistas al océano, compuesto por tres pabellones que alternan espacios abiertos y cerrados: un pabellón dormitorio, otro sala de estar y el pabellón de baño balinés. La villa también cuenta con una piscina privada con trampolín y con una ducha aislada, las dos al aire libre, para podernos bañar en nuestra piscina al atardecer, viendo como desaparece el sol en el Océano índico.

Esto es referente a la villa privada, pero además el pack incluye otros servicios y atenciones que recibiremos una vez lleguemos a la isla y a nuestra villa:

  • Viajes ida y vuelta al aeropuerto con un representante del Four Seasons.
  • Fruta tropical, chocolates hechos a mano y un ramo de orquídeas esperándonos en nuestra villa personal.
  • Baño floral relajante a la llegada a nuestra villa.
  • Desayuno diario a la carta en el restaurante o en nuestra villa.
  • Tratamiento con Lulur Jimbaran en una suite Spa diseñada especialmente para parejas. Este masaje balinés relajante a la pareja, se realza con aromas de hierbas y especias tradicionales. Seguidamente nos ofrecerán un baño de espuma relajante en una piscina con flores y plantas.
  • Una cena romántica a la luz de las velas en nuestra villa privada, servida por nuestro camarero personal mientras disfrutamos de la vista de nuestra piscina decorada con flores y velas para la ocasión.
  • Podremos hacer uso de las instalaciones del Four Seasons, ya sea del equipo para realizar deportes acuáticos, del gimnasio o de las pistas de tenis.

Con todos los lujos y complementos que nos podamos imaginar: conexión por cable, DVD, CD, Secador de pelo, caja fuerte, …etc.

Todo esto nos costaría 560 euros por noche, teniendo en cuenta que hay una estancia mínima de 5 noches para poderse aprovechar de esta oferta, nos da un total de 2800 euros. A este precio hay que sumarle el avión de ida y vuelta más algunos gastos varios, así que en total estos cinco días de vacaciones nos pueden salir por unos 6000 euros si vamos en el mes de Agosto.

Un precio que al que pueda no le importará pagar, si tenemos en cuenta que viviremos en lo más parecido al paraíso que puede existir en la tierra.