Para no olvidarlo copo a copo, como nieve de primavera bajo el sol

Hanussen el vidente

Hanussen el vidente

El domingo estuve viendo una película por la televisión que me enganchó. Era una película austro-húngara llamada Hanussen (nominada al Oscar a la Mejor Película Extranjera en 1988).

La película, interesante pero demasiado larga, trata sobre las aventuras y desventuras de Erik Jan Hanussen (Hermann Steinchneider), el vidente que a principios de los años 30 se hizo enormemente popular, poderoso e influyente en la alemania nazi.

La película, diría yo, se esfuerza en mostrarnos a Hanussen como un pobre hombre con poderes realmente sobrenaturales, que a pesar de intentar mantenerse al margen de la política, lo que en aquellos tiempos quería decir mantenerse alejado de problemas, se ve envuelto en una serie de conspiraciones que acabarán por acarrearle la muerte.

Al día siguiente, me puse a buscar información sobre este personaje, y descubrí que no era tan pobre hombre, y que si bien no diré que mereció lo que le pasó, si que diré que estuvo jugando con fuego durante mucho tiempo, y al final se quemó.

Hanussen fue uno de los consultores íntimos de Hitler, que estaba obsesionado con temas espirituales y mágicos. De hecho se dice que Hitler no se atrevía ni a mover el bigote sin consultárselo primero a Hanussen.

Lo que no se le puede negar al hombre, es que era un vidente excepcional, y que predijo con exactitud hechos como el incendio del Reichstag que fue lo que posiblemente le costó la vida.

Bueno, esa visión y la cantidad de dinero que había acumulado durante años.

Si quieres saber más sobre él puedes consultar estos sitios: